~ All prices in Canadian Dollars! ~ Free Shipping on orders over $99 ~

A Simple Outline of God's Way of Salvation (Spanish, Pack of 25)

Crossway

9781682162057

As it turns out this item is temporarily unavailble.

¿Necesito ser salvo?

1. Dios es santo. Ningún pecado entrará jamás en Su presencia, porque la rectitud y la justicia son la base de su trono" (Salmo 97:2).

2. El hombre es pecador. “Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

3. El pecado separa al hombre de Dios. “Son las iniquidades de ustedes las que los separan de su Dios. Son estos pecados los que lo llevan a ocular su rostro” (Isaías 59:2).

4. Es imposible que el hombre se salve a sí mismo. “Por tanto, nadie será justificado en presencia de Dios por hacer las obras que exige la ley” (Romanos 3:20).

¿Puedo ser salvo?

1. Dios mandó a Su Hijo para ser tu Salvador. “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados” (1 Juan 4:10).

2. El Salvador viviente invita a pecadores a recibirle a El. “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso” (Mateo 11:28).

3. El perdón de tus pecados y la salvación pueden ser tuyos hoy mismo. “Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios” (1 Pedro 3:18).

¿Cómo puedo ser salvo?

1. Acepta delante de Dios que eres un pecador, que estás perdido y que no puedes salvarte a ti mismo. “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

2. Creé que Jesucristo murió por tus pecados y pídele que sea tu Salvador. “Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios” (Juan 1:12).

3. Confiesa al Señor Jesucristo delante de los hombres. “Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9).

“Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida” (Juan 5:24).





Related Items